Ramón Rey Ardid: Cuando el ajedrez es como la vida misma…

«En la vida, como en ajedrez, las piezas mayores pueden volverse sobre sus pasos, pero los peones sólo tienen un sentido de avance» (Juan Benet Goitia)

Vía GEA | Ramón Rey Ardid fue un ajedrecista y médico aragonés, en la especialidad de psiquiatría, que nació en Zaragoza, tal día como hoy, en 1903 y falleció en su ciudad natal a la edad de 84 años. Su carrera en el deporte de mesa comenzó, iniciado por su padre, a los 14 años, que compaginaría, entre 1920 y 1926, con la carrera de Medicina en Zaragoza, que terminó con Premio Extraordinario, especializándose en Psiquiatría en Madrid, con el Dr. Lafora.

Desde 1929 a 1942, Rey Ardid se proclamó campeón de España de ajedrez de forma ininterrumpida y, cuatro años después, dejó su actividad ajedrecística para dedicarse por entero a su carrera, con un gran palmarés:

– En 1929 se proclama por primera vez campeón de España de ajedrez venciendo a Manuel Golmayo (+4 –1 =2), reteniendo el título durante 13 años.
– En 1934, en el Torneo de Sitges, consiguió el mejor triunfo de su carrera ajedrecística, al quedar en segunda posición, detrás de Lilienthal, y por delante de Tartakower y Spielmann. La partida en que derrotó a Tartakower fue magistral y se publicó en la mayoría de las revistas de ajedrez de todo el mundo.
– En 1943 pierde el título de Campeón de España ante el ajedrecista José Sanz (+3 –4 =3) y, al año siguiente, por desavenencias con la Federación, abandona las competiciones oficiales. En este mismo año juega un match con el campeón del mundo Alekhine, perdiendo una partida y haciendo tablas en tres.
– En 1946 triunfa en el Trofeo Casa Alba de Madrid y se retira del ajedrez para dedicarse a la medicina.

Pero, dejando a un lado por un momento su carrera ajedrecista, fue Director del Sanatorio Psiquiátrico Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza en 1945 y primer catedrático de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de Zaragoza en 1966, así como académico de la Real Academia de Medicina y miembro fundador del Movimiento de Medicina de la Persona (Ginebra).

Desde su jubilación, en 1973, volvió a participar en torneos de ajedrez abiertos y amistosos; fue maestro internacional de ajedrez, lo que le sitúa como uno de los más destacados jugadores mundiales, a lo que añadió su match con el campeón del mundo Alekhine; fue innovador en la terapia de la esquizofrenia al introducir el método del «bombeo espinal«, sobre el que pronunció varias conferencias en universidades de Austria y Alemania; es autor de numerosos trabajos médicos y psiquiátricos, así como de doce libros de ajedrez, entre los que destacan ‘Los principios del ajedrez’, ‘Cien partidas de ajedrez’ y ‘Aperturas y finales’.

Su memoria quedará perpetuada debido a que IberCaja tuvo a bien rebautizar su torneo anual de ajedrez con su nombre y, claro está, a que, desde el año 1994, funciona la Fundación «Ramón Rey Ardid», una entidad sin ánimo de lucro que tiene su razón de ser en su utilidad como instrumento válido para que las personas y grupos con discapacidades, deficiencias y minusvalías, en especial relacionadas con la salud mental, y otros colectivos que presentan dificultades para su integración social y/o laboral, como infancia, juventud y tercera edad, logren plena participación social y laboral, tengan cubiertas sus necesidades y mejoren su calidad de vida y la de sus familiares, concertando, para ello, programas para el desarrollo de actividades de asistencia, prevención, rehabilitación, integración sociolaboral y formación o realizando directamente estas funciones.

Comments (1)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *