El Santo Grial y su custodia en el Reino de Aragón

«Llegará un día que nuestros recuerdos serán nuestra riqueza» (Paul Géraldy)

santo grial aragon - El Santo Grial y su custodia en el Reino de AragónDentro de toda la tradición cristiana, una de las reliquias más veneradas ha sido el Santo Grial, el cáliz empleado por Jesucristo para celebrar la Eucaristía en su Última Cena con los Apóstoles, y a través de la cual se tejieron diversas leyendas –durante la Edad Media– que le atribuían propiedades milagrosas, como la capacidad de curar o de proporcionar la inmortalidad, además de convertirlo en instrumento para la contemplación de la Divinidad. Tanto es así que diversas copas han sido reverenciadas como la verdadera pero, sin embargo, la que parece más posible que lo fuera, o al menos no existen argumentos científicos que lo puedan negar, es el Santo Grial que se conserva en la Catedral de Valencia desde el año 1437, tras una breve estancia en Barcelona, pero siendo previamente custodiada durante casi once siglos en la provincia de Huesca, donde llegó procedente de Roma debido a la mediación de San Lorenzo.

El diácono oscense, residente en Roma, ante el peligro que acechaba a los cristianos por la enfervorecida persecución llevada a cabo por el emperador Valeriano, decidió enviar el Santo Grial a su tierra natal, encomendando la misión a San Indalecio, portador también de una carta de San Lorenzo, y ahí, en la ciudad de Huesca, se conservó desde mediados del siglo III (año 258) hasta el año 713. En ese momento, la invasión musulmana estaba llegando a su máxima expansión en España, por lo que el Obispo oscense de la época se refugió en las montañas pirenaicas, llevándose consigo distintas reliquias, entre ellas el Grial.

De este modo, la reliquia llegó al Monasterio de San Juan de la Peña en 1071 para que fuera utilizada en la primera misa, según la liturgia romana, donde permaneció hasta finales del siglo XIV, siendo reverenciada durante todo ese tiempo por los reyes aragoneses y todo el pueblo en general, teniendo constancia de ello mediante un documento conservado en el Archivo de la Corona de Aragón, fechado –tal día como hoy– el 26 de septiembre de 1399, en el que consta que el prior Fray Bernardo hacía entrega del mismo al rey Martín I, «el Humano», quien deseaba instalarlo en la capilla del Palacio de la Aljafería.

De allí, viajaría a Barcelona, en cuya capilla real se encontraba a la muerte de Martín I, según inventario de septiembre de 1410, donde permaneció hasta 1424, año en que Alfonso V de Aragón lo trasladó al Palacio Real de Valencia, y en 1437 fue entregado en depósito a la catedral de esa ciudad; allí ha permanecido hasta ahora, salvo algún pequeño paréntesis.

santo grial reproduccion - El Santo Grial y su custodia en el Reino de AragónRealmente no se puede asegurar que aquella copa fuera el cáliz usado por Jesús, sin embargo los estudios arqueológicos realizados sobre la copa conservada en Valencia atestiguan la antigüedad de la misma, ya que, si bien todos los adornos de joyas y partes como el pie inferior son añadidos hechos en la Edad Media, la copa en sí se trata de una realización datada entre el siglo IV a.C. y I d.C., y ejecutada en Egipto o en Siria, lo cual podría coincidir con el vaso que usara Jesús. Además, la calidad y valor de los adornos medievales nos dicen que durante mucho tiempo fue tenida como una obra reverenciada y muy valiosa, esto es, la tradición de que se trataba del Santo Grial venía de muy antiguo.

En definitiva, los datos históricos y las certificaciones arqueológicas se mezclan con las dudas y lo legendario, todo ello para concebir una de las tradiciones de mayor calado en Aragón: la presencia, durante siglos, del Santo Grial de Cristo en el Monasterio de San Juan de la Peña, donde actualmente se conserva una réplica.

Comments (1)

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.