Día del árbol: Un día más para recordar al pulmón del Planeta

«Convertid un árbol en leña y podrá arder para vosotros; pero ya no producirá flores ni frutos» (Rabindranath Tagore – রবীন্দ্রনাথ ঠাকুর)

Hace más de 100 años se instituyó el Día del Árbol con el objetivo de crear conciencia sobre la importancia de los recursos forestales para el desarrollo de la humanidad y su hábitat. En unos sitios es el 21 de marzo, la misma fecha en que se celebra el Día Forestal Mundial, mientras que en otros es el 15 de junio, así como el 15 e, incluso, el 29 de agosto. Un hecho que, quizá, habría que remediar con un solo día… No obstante, como los árboles tienen derecho -como todo ser vivo- a ser protegidos, a no ser dañados, a crecer y a cumplir su ciclo, el árbol debe tener 365 Días al año.

Por ello, a través de este artículo, vaya dedicado el siguiente poema, obra del poeta sevillano Antonio Machado:

POEMA DEL ÁRBOL (Antonio Machado)

Árbol, buen árbol, que tras la borrasca
…te erguiste en desnudez y desaliento,
sobre una gran alfombra de hojarasca
que removía indiferente el viento…

Hoy he visto en tus ramas la primera
hoja verde, mojada de rocío,
como un regalo de la primavera,
buen árbol del estío.

Y en esa verde punta
que está brotando en ti de no sé dónde,
hay algo que en silencio me pregunta
o silenciosamente me responde.

Sí, buen árbol; ya he visto como truecas
el fango en flor, y sé lo que me dices;
ya sé que con tus propias hojas secas
se han nutrido de nuevo tus raíces.

Y así también un día,
este amor que murió calladamente,
renacerá de mi melancolía
en otro amor, igual y diferente.

No; tu augurio risueño,
tu instinto vegetal no se equivoca:
Soñaré en otra almohada el mismo sueño,
y daré el mismo beso en otra boca.

Y, en cordial semejanza,
buen árbol, quizá pronto te recuerde,
cuando brote en mi vida una esperanza
que se parezca un poco a tu hoja verde…

 
post data - Día del árbol: Un día más para recordar al pulmón del PlanetaPara colaborar con el medio ambiente y, en concreto, con la reforestación de árboles, recomiendo -entre otras muchas entidades- a la Fundación Apadrina un Árbol, una organización sin ánimo de lucro -de la que soy miembro- que está haciendo posible un gran proyecto ambiental, tras el devastador incendio que arrasó, en el verano de 2005, 13.000 hectáreas de bosque en los Pinares del Ducado de Medinaceli (Guadalajara) y acabó con la vida de 11 personas, creando un espacio natural único que vincule al ciudadano con la naturaleza y que sea el reflejo de su importancia para nuestras vidas.

Comments (3)

  1. Me encanta, no es nada facil encontrar una informacion tan clara y buena en internet… ya tienes una fan.

  2. Rita dice:

    Orlando,soy una auténtica enamorada de los árboles, con la excepción del eucalipto. He salido mucho al campo con mi marido y mis hijos,una de nuestras actividades era liberarlos de hiedras y otras plantas que me debe la sensación de que los ahogaban.
    Cada verano sufro tremendamente cuando tanos árboles se queman. Me duele que la mayor parte de los incendiarios queden sin un castigo.

    Saludos Rita

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.