La falta de seguridad de los menores en la Red

La Red es un excelente medio que sirve tanto para informarse como para comunicarse e interactuar con otros usuarios, repleta de formas emocionantes e interesantes de comunicación y aprendizaje, que los menores no dudan en aprovechar por completo. Y éstos, día tras día, se conectan en línea para relacionarse con sus amigos, trabajar en proyectos escolares y, claro está, para jugar, porque las posibilidades que ofrece Internet son infinitas. Pero, como sucede con otros medios de comunicación, también tiene algún inconveniente, como es que los más pequeños puedan acceder a contenidos no aptos, a un mundo de imágenes y lenguajes inadecuados, sin mencionar los elementos delictivos que se esconden tras identidades falsas.

Por ello, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que vela por los derechos y garantías de los abonados y usuarios en el ámbito de las comunicaciones electrónicas, ha manifestado, por medio de su director –Artemi Rallo–, la «extrema preocupación» por los riesgos a los que se enfrentan los menores en la Red, debido a la ausencia de controles que limiten su presencia en determinados servicios de Internet, “especialmente si éstos facilitan el contacto directo».

Actualmente, la comisión de delitos, relacionados con el acoso sexual a menores, se ve favorecida por el uso diario del correo electrónico o la mensajería instantánea, provocando nuevos fenómenos como el muy denunciado ‘grooming’, consistente, tal y como se detalla en Wikipedia, en «acciones deliberadas por parte de un adulto de cara a establecer lazos de amistad con un niño o niña en Internet, con el objetivo de obtener una satisfacción sexual mediante imágenes eróticas o pornográficas del menor o, incluso, como preparación para un encuentro sexual, posiblemente por medio de abusos».

Por su parte, el director de la AEPD ha asegurado que la agencia que dirige ha recibido en los últimos meses un total de 19 denuncias relacionadas con redes sociales, «en su mayor parte referidas a la difusión de imágenes o documentos con datos de terceros sin su consentimiento», destacando que el número de reclamaciones recibidas en los primeros meses de 2009 ha experimentado un incremento del 60%.

De esta manera, la demanda de la Agencia se basa en la necesidad de que los poderes públicos lleven a cabo una actuación decidida, dirigida a la protección de los menores, con el impulso del conocimiento y la formación de éstos sobre la protección de datos personales y la privacidad ante las nuevas tecnologías, proponiendo la creación de un espacio de reflexión donde se evalúen las múltiples problemáticas generadas por la revolución tecnológica.

Pero, además, como podemos escuchar cada día en los distintos debates ciudadanos, también se hace responsable a los padres, quienes tienen el deber de proteger y controlar lo que hacen sus hijos, en este caso, delante del ordenador, pudiendo realizar un ‘ritual’ basado en la revisión periódica del historial de navegación (¿para qué está la opción de ‘limpiarlo’?) o de los contactos que tengan en sus redes sociales (¿y las contraseñas?).

Una actuación que, si nos ponemos a pensar, y más allá de hablar de la privacidad del menor, obligaría a los padres a tener unos conocimientos informáticos superiores o, cuando menos, semejantes a los de sus hijos; lo que me resulta, en la mayoría de los casos, harto complicado.

Por ello, quienes tienen el deber de fomentar la denominada Sociedad del Conocimiento, esto es, las Administraciones Públicas, también tienen la obligación de conocer las amenazas que este ‘mundo’ puede conllevar, ofreciendo soluciones informáticas que impidan el acceso (total o parcial) de los menores a determinadas páginas web, más allá de ‘infantiles’ –y agradecidas– herramientas como el ‘control parental’ de Internet Explorer, mediante la utilización de los instrumentos de los que dispone hoy en día, sujetos a la actual legislación estatal y comunitaria.

Comments (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *