La TDT de pago desata la ira del sector audiovisual

El Ministerio de Industria ha dado luz verde, a través de un proyecto de Real Decreto, a las emisiones de Televisión Digital Terrestre en la modalidad de pago por visión. De esta manera, los operadores que ya posean una licencia de TDT podrán explotar, total o parcialmente, en el sistema de acceso condicional, uno de los canales digitales, siempre y cuando su concesión “permita la explotación de más de un canal”, según el plan diseñado por Industria.

La medida fue presentada ayer durante la reunión del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información (CATSI), organismo consultivo dependiente de Industria, y fue recibida con lógica «sorpresa» por los asistentes, ya que la propuesta no estaba incluida en las 19 medidas legislativas que aparecían en el orden del día remitido pocos días antes por el Ministerio, hecho que denota las prisas y el interés del departamento de Miguel Sebastián, quien ha incorporado el texto en la víspera de la reunión.

Así, una vez conocido su contenido, el proyecto ha suscitado numerosas críticas por parte de los representantes de Sogecable, Telefónica y Ono, que explotan canales de pago, y de Redtel (entidad que agrupa a Telefónica, Ono, Vodafone y Orange), pues estos operadores exponen que la TDT de pago no estaba contenida en los concursos públicos de televisión.

Igualmente se ha pronunciado el Grupo PRISA (propietario de Sogecable), que considera el proyecto de Real Decreto «contrario» a la legislación de contratos del sector público, que regula las concesiones de televisión terrestre, tanto analógica como digital, dado que el concurso al que se presentaron Antena 3 TV, Telecinco y Sogecable no exigía ninguna modalidad de emisión, mientras que aquellos a los que concurrieron Veo (El Mundo), Net (Vocento) y La Sexta imponían obligatoriamente la emisión en abierto. Una información a través de la cual apelan a la doctrina del Consejo de Estado y del Tribunal Supremo sobre la legalidad de los contratos con la Administración.

Por su parte, a la hora de justificar la medida, el Ministerio de Industria sostiene que es «necesario” flexibilizar el modelo de negocio de la televisión digital terrestre existente hasta ahora, basado en la emisión en abierto, pues «contribuirá al sostenimiento de una oferta televisiva más amplia».

Y no es la primera vez que Industria da el pistoletazo de salida a la TDT de pago, dado que, en plena Semana Santa, ya emitió una nota en esta dirección que, posteriormente, fue rectificada por fuentes de La Moncloa, aduciendo que el asunto no había pasado por el Consejo de Ministros, “por lo que es una simple nota de prensa sin valor legal».

Pero, sin duda, lo más grave es que, demostrando el Gobierno su capacidad de improvisación, para que los ciudadanos podamos recibir y acceder a la TDT de pago, deberemos adquirir e instalar descodificadores especiales, dado que la mayoría de los 18 millones de sintonizadores vendidos en España hasta ahora no servirán para acceder a este tipo de señales. Vamos que, en época de crisis, hemos invertido en unos aparatitos que guardaremos, sin haber amortizado en absoluto, en el fondo del ‘baúl de la Piquer’, esto es, en el más categórico de los olvidos.

Comments (2)

  1. Pues también tienes razón, no lo había visto por ese lado… 😉

  2. Fernando dice:

    Lo de adquirir un deco para ver la TDT de pago no debería preocuparte: el negocio no está ahí. Seguramente te lo alquilarán, igual que te alquilan el deco de Satélite de Digital+ o el de cable de ONO. Si se pudieran comprar, sería lo de menos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *