La Cordonería: clausurando 120 años de historia

la cordoneria - La Cordonería: clausurando 120 años de historiaEl pasado viernes, con la tristeza de clausurar parte de la historia de Zaragoza, estuve en el ‘punto y aparte’ de La Cordonería. Un lugar de referencia en nuestra ciudad que, tras 120 años de existencia y tres generaciones al frente del negocio en la calle Espoz y Mina, cierra para dar paso al futuro.

Y con sus protagonistas, Alicia Ruiz y María Pilar Giménez, las últimas ‘cordoneras’, nos reunimos muchas personas, para agradecer y despedir el fantástico trabajo realizado en tantos años de profesional labor, entre las que se encontraban, por ejemplo, el Presidente del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Domingo Buesa, acompañado por su mujer, la catedrática Isabel Oliván; las concejales Carmen Galindo y Teresa Heras; la presidenta del comercio de Alfonso, María Pilar Martínez; la familia Chóliz, María Pilar Cano (esposa del arquitecto Pemán), María Antonia Díaz, Rosa del Busto… y uno mismo que, además de buen amigo de Alicia, también podría decir que iba representando a la familia Cámara Gazo, en especial mi abuela, Pilar Gazo, a quien le hubiera encantado estar presente en un momento tan especial para las ‘cordoneras’.

la cordoneria2 - La Cordonería: clausurando 120 años de historiaAlicia y Mª Pilar se jubilan, dando las gracias a todos con una gran sonrisa, despidiendo por todo lo alto, algo que es de agradecer, este negocio que siempre llevaron las féminas de la familia desde que la abuela, Amalia Gracia, tomara las riendas del mismo. Pero la vida sigue, y nada mejor que pasar el testigo a Pamen Tafalla y Nuria Mosella, dos mujeres que montarán una nueva Cordonería, eso sí, en la calle Bolonia, dejando atrás un legendario espacio en el Casco zaragozano, y por lo que les deseo toda la suerte del mundo.

PD: Quien haya leído la versión impresa de El Periódico de Aragón (enlace al pdf), habrá visto una fotografía (la número tres) en la que aparezco con la leyenda “concejal Manuel Medrano” pero, aunque lo diga una periodista de la talla de Adriana Oliveros, no tengo más remedio que llevarle la contraria, ya que, pese a tan agradable y divertida comparación, yo no soy tal… 😉

Comments (1)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.