Obama lleva el cambio al portal Whitehouse.org

whitehouseorg - Obama lleva el cambio al portal Whitehouse.org«El cambio ha llegado a América»: es lo que se podía leer en la página web oficial de la Casa Blanca nada más producirse el juramento de Obama. Los ocho años de la administración George W. Bush han desaparecido en el portal whitehouse.gov, que estrena nuevo diseño con la llegada del nuevo y esperanzador presidente Barack Hussein Obama, pero también filosofía.

Para Obama, Internet será uno de sus nuevos instrumentos y ocupará un lugar privilegiado, tal y como ocurrió en su campaña electoral. Así, la nueva página de la Casa Blanca será una parte esencia de su promesa de “hacer de su Gobierno el más transparente y responsable de la historia de Estados Unidos”.

Tres serán los pilares de la transformación, para la renovación de la administración norteamericana, en la Red: la comunicación (blog, videos semanales del presidente, etc.), la transparencia (acceso a órdenes ejecutivas, proclamaciones, nombramientos, planes de gobierno, etc.) y la participación (el equipo de Obama ha pedido a los estadounidenses que le envíen sus sugerencias).

De momento, el gobierno ya ha anunciado que cumplirá con una de sus promesas electorales, que no es ni más ni menos que el hecho de publicar toda la legislación no urgente, durante cinco días, para permitir que los ciudadanos opinen sobre ella antes que el presidente la firme.

Así, otra de las novedades más destacadas es la creación de un blog, que tiene un espacio preferente en la web. Aunque, a pesar de la teoría, que dice que un blog “es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente”, siempre he considerado que un punto esencial –que no una opción– para que una web se denomine blog es el hecho de que “los lectores puedan escribir sus comentarios y el autor darles respuesta”. Y esto es algo que la bitácora del portal whitehouse.gov no tiene.

Pero, salvo esa carencia, además de que la web (que nace con vocación global) no tiene la versión en español (o castellano) finalizada, la principal duda se cierne en uno de sus pilares: la participación. Y ello conlleva realizarnos preguntas como ¿será capaz el nuevo gobierno de organizar y filtrar la respuesta ciudadana a su proyecto?, ¿cómo se gestionará? o ¿se tomarán decisiones en función de las opiniones de los estadounidenses a través de Internet?

Sólo el tiempo dará respuesta a estas cuestiones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *