El lugar correcto en el momento oportuno…

En la fotografía principal tenéis al “culpable” de esta publicación. Un gatito que apenas tiene un mes de vida y al cual he decidido llamar “Zizou”.

Ayer, en una calle cercana a Gran Casa, se encontraba en una vieja caja de zapatos que estaba debajo de un coche, manchado de grasa desde la cabeza, incluso en el interior de las orejas, hasta las patas.

Lo primero que hizo mi hermana, que trabaja en una guardería, fue coger una toalla de bebé y un biberón, que ya no utilizaban, para darle un poco de leche… Y tenía tanto hambre como el Sr. Labordeta cuando viajaba por los pueblos de España, mochila a la espalda 😛

Inmediatamente después, lo llevamos al veterinario y me tranquilizó mucho oírle que, a pesar de estar tan delgadito y pasando lo que ya es pasado, tan sólo tenía ácaros en el oído, algo normal. Le compré pienso para gatos de uno a tres meses, un spray contra los bichos (garrapatas, pulgas, etc.), así como un frasco de gotas para anular el único problema que le encontró el veterinario que ha llevado siempre a Yana, Tenor y Triana.

Tras esto, me dirigí a una tienda de animales, situada en la calle General Sueiro, la cual recomiendo tanto por su trato como por la cantidad de productos que tienen para nuestros amigos de cuatro patas (ya sabéis algunos que no me gusta denominarles como mascotas), para comprarle un comedero-bebedero, una bandeja y arena para que haga sus necesidades –que incluía la correspondiente pala– y, cómo no, un ratón de peluche para que se divierta –y se canse– jugando con él.

gato zizou 002 - El lugar correcto en el momento oportuno…Tenía mucho miedo cuando lo acogí y me encariñé tanto con él, teniendo perros/as en casa, pues son muy territoriales y celosos/as, pero Yana lo ha acogido muy bien, como si fuera su propia madre, juegan mucho e, incluso, le ha lavado al pequeño felino. Eso sí, tras darle un buen baño (éste con champú para gatos…), cuando hemos comprobado que Zizou era blanquinegro, como la camiseta de la Juventus de Turín.

Es mi primer gato, aunque tuve uno en casa cuando era muy pequeño y, desgraciadamente, falleció por enfermedad muy temprano. No sé si, como digo en el título del post, Zizou estaría en el lugar correcto y en el momento oportuno (bajo un coche en el Actur), pero haré todo lo necesario para que así sea.

PD: Le dedico este post a Jorge Romance, que hace poco menos de un mes tuvo la misma experiencia con Sputnik. No sabes lo que me he acordado de ti y de tu post, tanto en el momento de encontrarlo como ahora, que estoy escribiendo esta entrada con Zizou en mis rodillas ;).

Comments (4)

  1. Hola Marco:

    Sinceramente, después de leer tu comentario una y otra vez, me sorprende mucho que sea tuyo, si es que lo has preguntado en serio, claro… 😛

    A mi modo de ver las cosas, comparar las capacidades de un gato -de tan sólo un mes de vida- con las de «un pobre tirado en el suelo», tiene connotaciones poco beneficiosas para el segundo; o, quizá, valoras mucho a los felinos, que todo puede ser.

    Hablando en serio, no ‘adoptaría’ a «un pobre tirado en el suelo» igual que tampoco lo haría con un gato adulto, por diversas razones y siempre con excepciones. Pero, utilizando el sentido común y la bondad que se nos suele atribuir a los humanos, sí acogería a un bebé (humano) que me encontrara en la calle -algo lógico- y, siempre, respetando la legalidad, como es el llamar a los servicios sociales inmediatamente.

    No espero que mi acción sea «loable», lo hago porque, desde mi moralidad y, por qué no decirlo, mi forma de concebir la vida, lo contemplo como única opción. No es la primera vez que hago esto y, por supuesto, no será la última. Unas veces lo he publicado en mi blog, como en esta ocasión que me recordaba a la similar experiencia que tuvo mi amigo Chorche, y otras no.

    De verdad, ver a Zizou -en estos momentos- dormir confiado a mi lado, pensando que podría estar en la fría calle, con miedo y desnutrido, si no muerto, me demuestra que no me he equivocado. Y eso me recuerda una cita del poeta italiano Arturo Graf, la cual afirma que «Para hacer cosas dignas de alabanza, una de las condiciones más necesarias es no temer la censura».

    Espero haber contestado a tu pregunta ;).

    Un abrazo.

  2. Es loable… pero, ¿Si llegas a ver a un pobre de solemnidad tirado en el suelo? ¿Qué habrías hecho?

  3. Chorche dice:

    Qué majo!!!! :):) Joooo,que guay! Sputnik y Zizou, almas gemelas, y cibernautas por adopción 🙂 Y gracias por acordarte de nosotros. Sputnik ya twittea, Zizou pronto lo hará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *