¿Por qué pagar por algo que no se va a usar?

linux - ¿Por qué pagar por algo que no se va a usar?Las escasas existencias de portátiles disponibles sin la llamada «tasa Microsoft» (ordenador + S.O. Windows) puede tener su punto de inflexión desde la pasada semana. Las demandas para la devolución del coste añadido por la licencia de usuario final de Windows ha sido, durante mucho tiempo, un movimiento lento entre la comunidad Linux. Todavía, la mayoría de las empresas se niegan a respetar la cláusula del reintegro en el acuerdo de la EULA (End User License Agreement) a menos que el comprador devuelva el ordenador portátil completo, cuando lo único que debe primar es la libertad de elección por parte del usuario.

Dicha licencia viene a decir lo siguiente: “Usted está de acuerdo con las condiciones de esta licencia instalando, copiando o usando el software. Si no está de acuerdo, no instale, copie o use el software. Debería devolverlo a su lugar de compra para un reembolso», con una salvedad, «si éste es aplicable»

Dave Mitchell, un programador y usuario de Linux que adquirió un portátil Dell Inspiron 640m, solicitó a Dell, mediante una carta a principios de este mes (que puede leerse en Linuxworld.com -en inglés-), que le fuese devuelta la parte proporcional correspondiente al sistema operativo que incluía el ordenador (Windows XP Home Edition), ya que no iba a utilizarlo.

Para ello, Mitchell argumentó a Dell que sólo se ha de pagar por el sistema operativo si se utiliza, citando así el contrato de licencia de usuario final de la propia Microsoft, pues las claúsulas en el idioma en que Dave recibió el software hablaban de «productos no usados», por lo que se entiende que dicha opción separa el hardware del software en el paquete vendido.

windows - ¿Por qué pagar por algo que no se va a usar?Pese a los inconvenientes que algunos fabricantes suelen poner a la hora de entregar un ordenador sin sistema operativo, Dell entendió la situación y le ha devuelto las 47 libras (unos 69 euros) en concepto de devolución del sistema operativo Windows XP. Y la empresa aún no le ha pedido a Mitchell que devuelva el holograma adhesivo de Microsoft o cualquier otro material relacionado con el sistema.

Tras el ejemplo dado por Mitchell al resto de usuarios, este hecho debería iniciar un espacio de reflexión para la compañía que hace ocho años se planteaba cobrar una tasa anual a los usuarios de Windows, pese al acuerdo (denominado por algunos como maniobra para evitar duras sanciones por monopolio) al que han llegado recientemente con Novell, que consiste en ofrecer a los compradores de una licencia de Windows el mantenimiento de la plataforma Suse Linux.

Lo lamentable es que ésto continúe siendo noticia…

Comments (3)

  1. Jorge dice:

    ¡Ay! La de dinero que se ahorrarían las universidades si usaran software gratuito como por ejemplo algunas de las versiones del sistema operativo linux existentes…

  2. La verdad, no me parece mala idea la de Bill Gates, aunque también era una innovación esperada, sin creatividad.

    Ahora bien, la palabra «revolución» que proclama Gates no la incluiría en este caso.

    Pero sí estoy muy satisfecho con la afirmación que aparece en el artículo que enlazas en tu blog, del diario El Mundo, que dice «‘Todo pupitre, toda mesa de dirección deberá tener incorporado ese tipo de tecnología’, explica Gates, que sueña con la desaparición del papel«.

    Algún día… 😉

  3. unjubilado dice:

    A Bill Gates se le están cerrando muchas puertas, pero él sigue con sus innovaciones y creaciones para tratar de mantener ese monopolio que se le está negando en muchos casos.
    Si tienes tiempo y no has leido la noticia:
    http://www.unjubilado.info/2006/11/12/raton/
    Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *