«Imágenes de dos generaciones, 1950 – 2000»

He aprovechado los últimos días del mes de agosto para realizar algunas visitas a las distintas exposiciones que nos ofrecen los museos zaragozanos.

mca jarke001 - «Imágenes de dos generaciones, 1950 - 2000»Entre ellas, deseo destacar la muestra fotográfica «Jarke fotógrafos. Imágenes de dos generaciones, 1950-2000» que acoge el Museo Camón Aznar de Ibercaja, desde el 27 de junio pasado y hasta el próximo 17 de septiembre, en la que se exhibe 174 fotografías que ofrecen un recorrido histórico por la Zaragoza de los años 50 y 60, por los pueblos de Aragón y de La Rioja de finales de los años sesenta y mediados de los setenta y un magnifico paseo, desde el aire, por los valles y cañones del Pirineo aragonés, entre otras cosas.

Las obras se agrupan en seis apartados. Los tres primeros recogen las obras del fotógrafo César Gracia Jarque: «Zaragoza años 50», «Zaragoza viva» y «Retratos». Mientras, los tres restantes están basados en imágenes capturadas por su hijo, José Antonio Gracia Tabuenca: «Nuestros pueblos», «Un Paseo por el Pirineo» y «Originales publicitarios».

Realmente, la distribución de las obras por el Museo no resulta excesivamente agradable, teniendo que subir a la planta de arriba para contemplar los catorce retratos expuestos y, tras ello, volver a bajar para continuar con la visita… Pero es lo que tienen estos “pequeños espacios” cuando tienen la necesidad de abarcar tanto

Como he comentado, el primer apartado que contemplé fue el de los “Retratos”, el cual comprende a ilustres personajes como Eduardo del Pueyo, Arzobispo Doctor Cantero Cuadrado, Doctor Beltrán, José Sinués y Urbiola, Juan E. Jürss,
Luis Galve o Luis Gómez Laguna, entre otros.

mca jarke002 - «Imágenes de dos generaciones, 1950 - 2000»Los restantes espacios dedicados a la obra de César Gracia Jarque, “Zaragoza Viva” y “Zaragoza años 50”, nos demuestran lo mucho y lo poco que pueden llegar a cambiar determinadas zonas de nuestra ciudad. Y recuerdo dos fascinantes fotografías que ilustran mi comentario: el ‘Parque Primo de Rivera desde el cabezo’, del año 1960, y el ‘Estadio de La Romareda’, de 1957. Si tuviéramos que comparar la imagen del Parque en ese año, con respecto a la actualidad, nos costaría mil veces menos que si hiciéramos la misma prueba con el campo de fútbol, que nada tiene que ver con el que hoy conocemos…

Otras imágenes que se me quedaron ‘grabadas’ fueron la «Calle don Jaime» (1959), la «Casa de Palafox» y el «Arco del Deán» (1960), las plazas «Paraíso», «Aragón» (ambas de 1960) y «La Seo» (1962), la «Avenida María Moreno» en una “Mañana de niebla” (1968), las «Rebajas -¡¡149 pesetas por un vestido!!- del SEPU» (1969), etc.

La segunda parte de la exposición la ocupa la obra de José Antonio Gracia Tabuenca, que comienza donde termina la de su padre, en el mismo Patio del Museo, donde cuelgan varios murales temáticos entre los que destacan «Contraluz. Sos del Rey Católico” u «Otoño en el Cidacos. La Rioja». A estas obras hay que sumar las 46 imágenes de 30 x 40 cm. restantes, en b&n y en color, que componen el apartado «Nuestros Pueblos». En ellas, el autor plasma con su cámara desde el paisaje nevado «Esquiando. Formigal” a la soledad y la quietud que refleja «Solos. Susín».

mca jarke003 - «Imágenes de dos generaciones, 1950 - 2000»La muestra dedica la parte final a «Un Paseo por el Pirineo» y a recopilar algunos de los «Originales Publicitarios» como «Juguete roto», realizado para una de las campañas de prevención de salud infantil, o «Trigo y pan». «Un Paseo por el Pirineo» recoge originales vistas, desde el aire, como el «Collado de Izas», «Valle de Ordesa», «Cañón de Añisclo», “Curvas de nivel. La Rioja” (espectacular imagen), “Loarre”, “Peña Furalata”, “San Juan de la Peña”, “70 Caños. Alcañiz”, “Valle de Tena”, y tantos otros maravillosos lugares merecedores de aparecer en esta impresionante exposición.

La exposición cierra con la reproducción del último estudio en la Zaragoza de los años sesenta, del fotógrafo César Gracia Jarque, con los instrumentos y materiales propios de la época, como una cámara de estudio, una ampliadora o diversos focos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *